Nuestro primer viaje con blw

Esta semana santa hemos aprovechado para hacer una escapada. No ha sido nuestro primer viaje con nuestro solete pequeño, pero sí lo ha sido a un lugar donde no estábamos en una casa y debíamos desayunar, comer y cenar fuera. Yendo a una casa, es más fácil porque le cocinamos nosotros pero al depender de comer siempre fuera… la cosa cambia.

Sin embargo, la experiencia ha sido super positiva, y haber seguido este método, nos ha demostrado lo fácil que es viajar con ellos a cualquier parte.

En el viaje de ida, nos llevamos de casa preparados unos filetes de pollo empanados, para luego parar en cualquier parte y comer de bocatas. Encontramos un sitio precioso al lado de un laguito, con mesas y allí hicimos un picnic. Al peque le empecé a cortar en trocitos su filete, pero de vernos a nosotros comer a bocados el bocata, pidió comer directamente también del filete. 20170411_151521_edited

De esta manera, lo único con lo que cargamos desde casa, fue la misma comida para nosotros y fruta. No tener que cargar con potitos, no preocuparse de si a donde vayamos lo podamos calentar, ha sido toda una ventaja.

El desayuno, pedíamos siempre tostada con aceite y tomate, que le encanta. Y por supuesto, su teti.
Las comidas, depende de lo que comiésemos, si era de menú, pedíamos un menú para los dos peques, eligiendo aquello que pudiese comer el pequeño y que fuese del agrado del grande. En los primeros platos, al ser cosas ya preparadas, era más difícil conseguir que fuese comida sin sal, por ejemplo un cocido con fideos y garbanzos que les encanta a ambos. Sin embargo, el segundo, al cocinarlo en el momento, pescado por ejemplo, era más fácil pedir que no le echaran sal. También nuestros menús los pedíamos en función de lo que pudiese comer, por si no le apeteciese pescado, tuviese la opción de carne, por ejemplo.

Las meriendas, una pieza de fruta siempre es bienvenida.
Las cenas, al igual que las comidas, unas croquetas, unas patatas fritas, tortillas… son cosas fáciles de encontrar en cualquier bar y que nos han facilitado mucho la estancia fuera de casa.

Como digo, la experiencia ha sido muy buena, no sé si será porque tenemos mucha suerte con que el gordito come de todo y no hace ascos a nada, o porque con este método ha aprendido a degustar todo y realmente disfruta comiendo. Sea lo que sea, él encantado y nosotros también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s