¿Nos hemos vuelto locos? #stopniñofobia

Desde hace 4 años que soy madre, hemos ido a muchos sitios con nuestro solete grande y hemos podido disfrutar de cenas, comidas, espectáculos sin ningún percance, ni mucho menos prohibición… algún día puede que nos ocurra, que no nos dejen pasar, o veremos malas caras si vamos a una excursión, montamos en tren, avión con ellos, pero entonces yo también pondré malas caras a aquellas personas, que han olvidado echarse desodorante, o peor aún que creen que echarse desodorante es un método infalible si lleva una camisa usada 3 días seguidos, aquellos que si atienden una llamada en su móvil, piensan que para poder comunicarse han de gritar por encima de los 50 decibelios, o los que creen que todo el vagón necesitamos oír la hortera música que llevan en su móvil… Pero eso, aunque nos moleste a más de uno, no les miraremos con desprecio, porque son adultos, y pobrecitos, es que no saben lo que hacen.

Por supuesto estamos educando a nuestros hijos para que en la mayor medida de la posible, dentro de esa energía poderosa que tienen, aprendan a no molestar con chillidos, carreras, etc… pero es que a veces, ocurre que aunque sepan que no se puede hacer eso, es que no quieren o no se contienen las ganas porque son niños!

Este tema, que la verdad, me deja un tanto… alucinada, indignada, decepcionada… ¿¿¿En serio estamos hablando de fobia a los niños???  Claro fobia por adultos, que han sido siempre adultos… o en caso de haber sido también niños en algún momento de su vida, han debido ser perfectos niños o sus padres tenerlos recluidos en casa para no socializarse, ni molestar al prójimo, y esperan eso de los niños de los demás.

Reconozco que en algún momento de mi vida, he pensado eso de uy un niño! recuerdo perfectamente un vuelo a Hamburgo, que detrás de mí, se sentaba un niño de unos 5 o 6 años y pensé… pufff verás que me da el viaje, porque con la emoción del despegue no paraba de dar toquecitos a mi asiento, pero su madre le llamó la atención en un par de ocasiones y al poco todo paró y se debió pasar todo el vuelo dormido, porque apenas le noté.  Sin embargo, quién iba delante de mí, no se lo pensó ni cinco minutos una vez en el aire, de reclinar su asiento, importándole bien poco si me quedaba poco espacio, o yo estaba usando mi bandeja. ¿Es que su madre no lo educaría?

Ahora que soy madre, entiendo que conseguir que tu hijo te haga caso en todo, estando además rodeado de tanta gente, es a veces, casi misión imposible, y si encima, encuentras en la gente que te rodea, una cara de enfado, la situación puede ser la más incómoda que hayas podido vivir. Pero no me parece justo que porque el resto esté cómodo, yo deba renunciar a acudir a cierto sitios con mis hijos. Está claro, que yo como madre sé a qué lugares puedo ir o no con ellos, no porque molesten a los demás, sino, porque no son recomendables para ellos, bien por el horario, o por el ambiente.

El hecho de que no te dejen entrar en algún restaurante por ir con niños… ¡es increíble! Que estamos hablando de personas, porque aunque sean niños, se merecen el mismo respeto que un adulto y es que aquí es donde pecamos, en pensar “bah como es un niño…” no les damos el valor ni el trato que merecen.  Pues sí, resulta que un bebé no sabe comportarse en un restaurante y le van a perdonar al pobre, que llore desconsolado porque tenga hambre, el pañal sucio, o porque un dichoso gas se le haya cruzado por su pequeño intestino. Un niño tampoco sabe comportarse en un restaurante porque resulta que es un ser libre, que aún no está aleccionado como los adultos a estar sentado sin rechistar, aunque estemos deseando levantarnos de la mesa; a hablar bajo, porque no ve nada malo por hablar un poco más alto… o quizá hable más alto para que así se le escuche…

Haré un símil a cuando se podía fumar en los restaurantes y bares… resulta que yo aunque antes era fumadora, no me gustaba nada comer y que el humo de un cigarro me estuviese ahumando… ¿podía quejarme de que la persona sentada en la mesa de al lado fumaba como un descosido? No, ¿verdad? Porque la respuesta que obtendría sería la de… pues si no le gusta, coja la puerta y respire aire libre… Pero resulta que si en vez de un cigarro, esa persona tiene un niño que está intranquilo, no deja de dar vueltas a la mesa, ¿yo sí tengo derecho a quejarme por su comportamiento? Es una completa locura.

Y es que este movimiento que ha comenzado de prohibida la entrada a niños, es una clara muestra de a dónde avanza esta sociedad, cada vez más deshumanizada, más “cool”, más individualista y egoísta.

Que haya una oferta de hoteles sin niños… bueno lo puedo llegar a entender y yo como madre al buscar alojamiento, esos hoteles los evitaré y aquellos que no quieran ser molestados por llantos de bebés o risas de niños, sabrán donde acudir. Igual, hasta me hago una escapada de una noche para descansar por un día del tirón! Ah, pero quizá, en la habitación de al lado, se monten una fiesta o una orgía, y no me dejen tampoco pegar ojo!

Me encantaría saber vuestras impresiones, ¿Te ha ocurrido alguna vez que te hayan negado la entrada con tus hijos? ¿Qué opinas al respecto?

Anuncios

2 respuestas a “¿Nos hemos vuelto locos? #stopniñofobia

  1. Pues creo que se está sacando un poco la cosa de contesto. Es lo que tienen las redes sociales. Yo creo que el tema de hoteles para adultos es perfecto, igual que hoteles para ir con mascotas, hoteles nudistas, hoteles… al final tú eliges lo que quieres en un hotel. Igual que un restaurante. No creo que se deba prohibir. Pero si dicen que es un local que prefieren que no vayan niños pues no voy con ellos y punto. La fama que se han ganado los niños no es más que por padres maleducados que llegan a los sitios y se despreocupan totalmente. Yo voy a hoteles familiares y de verdad que alucino con la cantidad de padres maleducados. cuqndo fui a México elegí una zona que no era la de niños del hotel. Estaba solo mi hijo y otro dos o tres niños más. pero cuando fui a la otra zona por curiosidad di las gracias por estar en la que estaba. No me me creo que toda esta gente que se queja porque no aceptan a los niños.

    Le gusta a 1 persona

Responder a mamaarrullo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s